Fotografía de bebe – Daniela

La llegada…

Fotografía de bebe. Llega la segunda esencia a casa de mis amigos Laura Soler  y Julio Llinares, esta vez se llamara Daniela, una hermosa niña de ojos claros, un calco de su hermana Adriana, a la cual ya tuve el honor de retratar cuando era un bebe, dando sus primeros pasos como modelo. Tres meses han pasado desde su nacimiento, es una niña de carácter risueño, siempre con la sonrisa en su rostro, siempre desprendiendo alegría, pocas veces, en los momentos que he compartido con la familia la he visto llorar. También de carácter extrovertido intentando seguir con la mirada aquello que le pueda llamar la atención.

La decisión y preparativos.

Pronto será el momento de su bautizo, por lo que la familia decide realizar una sesión de fotos previa a este, para tener una fotos de recordatoria para el momento. La niña ya mantiene la cabeza ella sola en buena posición, a sus tres meses ya tiene un pequeño control de locomoción de su cuerpo, cosa que nos podrá ayudar  para la sesión de fotos, tras la idea de los padres hacemos los preparativos necesarios para realizar la sesión.

Preparamos cesta, mantitas, sabanas, pañuelos, cojines, escenarios, etc… buscamos algunos referentes e ideas para enfocar el trabajo lo mejor posible, ya que cuando se trata de un bebe de esa edad en gran parte el que va a dominar a sesión es le propio bebe, pero siempre es mejor tener una idea de por donde queremos llevar nuestro trabajo.

El trabajo en estudio.

Llegada la hora el estudio se llena de alegría con Daniela y Adriana, acompañadas por Julio, Laura y Angie, que serán los ayudantes. Empezamos con Daniela, al no sujetarse ella sola todavía sentada, es Laura que debe estar en cuclillas, echado me una mano mientras realizamos las fotos,  la pobre Laura acabara agotada.

Daniela se comporta de una manera excepcional, sonríe sin parar ante la cámara, por lo que el trabajo se desarrolla de una manera fluida, llega el momento de dormirse un ratito y lo cumple con rigor, las técnicas de Laura para adormecer a los niños es exquisita. Luego llegará el turno junto a su hermana Adriana, toda un modelo profesional ante las cámara, nos divertimos un buen rato, son dos niñas preciosas, forman parte de mi historia, son de mi familia.

Los resultados.

Todo sale de una manera desenfadada, correcta y divertida a la vez. El trabajo en el estudio a sido satisfactorio. Tratar con bebes es una aventura cada vez, cada uno es distinto al otro, pero cada uno te enseña algo nuevo.

Solo decir que esperamos que Daniela recorra un largo y hermoso camino, de momento a empezado con buen pie escogiendo la gente que le rodea. Suerte Daniela.

Tags
Share